temas

17/08/2015
Ayudas para protección agroambiental y fomento de la agricultura ecológica
Temas: agricultura de riego , política de ayudas
La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente mejora las condiciones de la Orden de convocatoria de las subvenciones para la protección agroambiental y climática y el desarrollo de la agricultura ecológica, y amplía el plazo hasta el 15 de septiembre

 La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente ha modificado y mejorado la Orden de convocatoria de ayudas para el desarrollo de la agricultura ecológica y la protección agroambiental y climática, y ha ampliado el plazo de presentación de solicitudes hasta el día 15 de septiembre. Estas ayudas prevén una inversión total de 61,11 millones de euros. La consejera Adela Martínez-Cachá ha explicado que “el objetivo de estas subvenciones es defender nuestro patrimonio medioambiental e impulsar la agricultura ecológica”.

La Orden de ayudas se publicó el 25 de mayo y la modificación el día 11 de agosto, con el objetivo de optimizar los beneficios agroambientales en más zonas de la Región, flexibilizar las condiciones de admisibilidad para los beneficiarios de la ayuda a la agricultura ecológica, y posibilitar la incorporación de nuevos cultivos a la línea de lucha biotecnológica. Todas las medidas que se han incorporado a la convocatoria responden a las demandas del sector.

Para las medidas agroambientales se destinarán cerca de 33,71 millones de euros, y en el caso de la agricultura ecológica la inversión prevista es de 27,4 millones de euros, comprendidos entre las anualidades 2016-2020, y financiados en un 63 por ciento por la Unión Europea y resto, por el Estado y la Comunidad Autónoma.

Las ayudas convocadas se otorgan para actividades dentro del apartado agroambiente y clima. Concretamente para protección de las aves esteparias (avutarda, ganga ortega, sisón, cernícalo primilla, ganda ibérica, aguilucho cenizo y alcaraván), cuya finalidad es mejorar las condiciones de alimentación y reproducción de las aves esteparias, mediante la modificación de algunas prácticas tradicionales de cultivo en las estepas cerealistas.

También, las destinadas a lucha biotecnológica, para fomentar la utilización de técnicas de bajo o nulo impacto sobre el medio ambiente y sobre el consumidor utilizando tecnológica contra plagas, mediante uso de depredadores y enemigos naturales de éstas. Las consignadas a la protección del paisaje agrícola en la Red Natura 2000 tienen como finalidad compensar la baja rentabilidad de los cultivos en terrenos agrícolas enclavados en la Red Natura 2000, evitando así el riesgo de abandono de los mismos y los daños irreparables que tal abandono supondría, tanto por la pérdida de biodiversidad (avifauna ligada a los mismos) como por la pérdida de paisaje. Se pretende proteger la avutarda, alcaraván y sisón.

La Orden contempla, asimismo, ayudas para la trituración de la biomasa residual procedente de podas agrícolas, cuyo fin es sustituir la quema de los restos de poda por el aprovechamiento de biomasa procedente de tales restos, evitando los efectos negativos que la quema provoca al medioambiente, como el riesgo de incendios y la emisión de CO2, además de contribuir a mejorar el contenido del suelo en materia orgánica y, por tanto, su fertilidad, así como su capacidad como sumidero de CO2.

Finalmente, las ayudas a la conservación de suelos y aguas con el objetivo de reducir el laboreo en la explotación, permitiendo que en algunas fajas de terreno agrícola se desarrolle la vegetación natural, reduciendo asimismo los arrastres de suelo que se producen con las lluvias torrenciales; y mitigar la pérdida de suelo fértil.

Además de estas ayudas, la Orden prevé una serie de subvenciones destinadas a actividades relacionadas con la conversión a la agricultura ecológica y mantenimiento, para la recuperar y mantener la fertilidad de los suelos y su equilibrio natural, conservar la diversidad biológica, contribuir a paliar el cambio climático al reducir los gases con efecto invernadero, y reducir la contaminación del aire, cauces de aguas y suelos.

Los beneficiarios tendrán que ser agricultores en activo y estar inscritos como operador en el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, así como tener los recintos de la explotación dedicados al cultivo para el que se soliciten las ayudas. Los terrenos deben estar destinados al cultivo de hortalizas, cítricos, viña, olivo, arroz, cultivos herbáceos de secano, uva de mesa, frutales de hueso y de pepita, frutos secos y aromáticas.

Esta convocatoria corresponde al nuevo periodo de programación de la UE de ayudas de desarrollo rural 2014-2020 y el marco de ejecución para nuestra Región fue aprobado por la Comisión el pasado 3 de julio.

Información relacionada:
articulos genericos  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
anuncios  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
noticias  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
legislacion  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
publicaciones  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
  Volver