novedades
« Atrás
02/03/2010
Acercamiento histórico a las vías pecuarias de la Región de Murcia: la Mesta
Temas: vías pecuarias , ganadería
Documento remitido por la Asociación de Ganaderos del Reino, antigua Mesta, en 1894. Este enlace se abrira en una nueva ventana.
Documento remitido por la Asociación de Ganaderos del Reino, antigua Mesta, en 1894

Con anterioridad a las ordenanzas de Alfonso X, los ganaderos se reunían en asambleas o concejos llamados "mestas" –la palabra mesta proviene de mixta que significa mezclada- en diversas localidades dos o tres veces al año con el fin de tratar de los negocios concernientes a sus ganados o gobierno económico. 

Fueron aquellos los que abrieron y ganaron la personalidad jurídica de las vías paecuarias como lo demuestra el privilegio dado en Zamora en 1284: “Y mando que el Entregador o los Entregadores que abran las Cañadas y las veredas, y prendan por las caloñas sobre dichas, y a quien fallaren que las labraren o las cerraren labrando en ellas: y la medida de quanto han de haver, es a saber seis sogas de marco de cada cuarenta y cinco palmos la soga. Esto se entienda de la Cañada por donde fuere la quadrilla por los lugares de las viñas, y de los panes: y mando, que asi lo midan los Entregadores, y así lo fagan guardar”. 
En el siglo XVI la Mesta celebraba dos asambleas al año, una en el sur de la Península entre enero y febrero, y la otra en el norte, entre los meses de septiembre y octubre. La labor de estas asambleas era principalmente asuntos de carácter interno como la organización de las trashumancias próximas, orden de paso, y la elección de los cargos que debían dirigir la Mesta.
Durante el siglo XIX, la necesidad de articular la nueva realidad económica por la presión de los burgueses provocó las desamortizaciones, y en el marco de aquellas, la sustitución del Honrado Concejo de la Mesta por la Asociación General de Ganaderos del Reino, en 1836. Suprimidos sus derechos jurisdiccionales y traspasadas las competencias a los ayuntamientos y provincias poco a poco fueron desapareciendo sus prácticas y costumbres.
A pesar de todo, la Asociación trató de gestionar los caminos trashumantes de la forma más eficaz posible. Durante el siglo XIX y primera mitad del XX sus componentes hicieron esfuerzo titánicos para conocer el estado de aquellas: se mandaron visitadores y se acordó, junto con ayuntamientos y provincias clasificar, deslindar y notarializarlas.
Con la llegada de la II República la Asociación de Ganaderos perdió sus competencias en materia de gestión de las vías pecuarias a favor de la administración pública. En consecuencia, aquella institución entró en una fase de decadencia destinada, básicamente, a custodiar su rico archivo.
articulos genericos  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
anuncios  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
publicaciones  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
legislacion  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
noticias  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
indicador estadistico  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
  Volver