23/09/2012
Voluntarios recuperan métodos tradicionales en una cosecha simbólica en Salinas de Marchamalo
Temas: voluntariado , espacios naturales
Se logró la recogida de unos 400 kilos de sal común y 15 de flor de sal, que únicamente puede ser cosechada en condiciones meteorológicas especiales y secada al sol para su consumo
Cosecha simbólica de sal en las Salinas de Marchamalo. Este enlace se abrira en una nueva ventana.
Cosecha simbólica de sal en las Salinas de Marchamalo

Un grupo de voluntarios ambientales realizó recientemente una cosecha simbólica de sal en las Salinas de Marchamalo, con el objeto de promover esta actividad como el procedimiento más sostenible para la gestión del humedal y fomentar así la conservación de la naturaleza y salvaguardar el patrimonio natural.

La recolección de la sal se llevó a cabo de manera totalmente artesanal, mediante la utilización de métodos y utensilios tradicionales construidos por los propios voluntarios. Con esta iniciativa se logró la recogida de unos 400 kilos de sal común y 15 kilos de flor de sal.

La flor de sal, la más exquisita de las sales artesanales, es la fina capa recolectada a mano en la superficie de las salinas tradicionales creadas para su producción, mientras que la que queda depositada al fondo es la sal tradicional.

Su cosecha se realiza a mano y requiere de unas condiciones meteorológicas especiales para su producción. Una vez recogida se apila en cajas para secarlas al sol para su posterior consumo. La recogida de sal cierra el ciclo productivo anual en unas salinas mediterráneas.

En esta acción han participado voluntarios del Proyecto de Acción Rasall y la Asociación Calblanque, que trabajan en acciones de conservación de la naturaleza y del patrimonio cultural en el Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila.

Un entorno natural especial

Las Salinas de Marchamalo es un humedal de algo más de 30 hectáreas con balsas de entre 1.000 y 5.000 metros cuadrados establecidas para el proceso de concentración de agua del Mar Menor, de la que se nutre.

Constituyen el hábitat de multitud de aves acuáticas y marinas, como, por ejemplo, el fartet, un pequeño pez amenazado, y cuenta con múltiples figuras de protección ambiental al formar parte del Paisaje Protegido Espacios Abiertos del Mar Menor y de la Zona de Especial Protección para las Aves y zona Ramsar del Mar Menor. Asimismo, constituye un Lugar de Importancia Comunitaria tanto por la fauna como flora y vegetación existente.

Información relacionada:
articulos genericos  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
noticias  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
legislacion  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
publicaciones  ver todos  Ver todosSeparaciónReplegar listaDesplegar lista
  Volver